Saboreando el Mundo

Comer en Roma y consejos prácticos

 Acabamos de visitar Roma por primera vez. Hemos vuelto completamente enamorados de la “Ciudad Eterna”, y nos morimos de ganas de volver y descubrir nuevos rincones y nuevos sabores! Comer en Roma no es una tarea fácil. Nosotros hemos dedicado largos ratos a investigar sobre ello, y el resultado ha sido muy positivo.
En este post vamos a intentar daros los mejores consejos para comer bien en Roma y otros de más prácticos, como por ejemplo: dónde alojarse, como moverse y qué ver.

Aterrizamos en Ciampino, el aeropuerto más pequeño de los dos que hay en Roma. La manera más cómoda de llegar a la ciudad es con el autobús. Nosotros usamos Terravsion (el más popular), pero hay muchas más opciones. Una vez en Termini, dónde llegan la mayoría de autobuses, se puede llegar en metro, tren o autobús a cualquier parte de la ciudad. Si habéis sido prácticos a la hora de elegir alojamiento, no necesitaréis usar más el transporte público hasta el día de vuelta a casa!

QUÉ COMER EN ROMA Y DÓNDE HACERLO

Italia es un país increíble para comer. Colores, olores y sabores la definen. Aunque Roma es la ciudad más turística del mundo, y ello tiene consecuencias en la calidad de muchos de sus restaurantes. Cuanto más céntrico y más a la vista esté un local, más hay que evitarlo. Y si en la carta pone “menú turístico”, huid!! Nuestra táctica fue leer muchos blogs, especialmente italianos, ya que la mejor manera de elegir un buen restaurante italiano, es que te lo recomiende un italiano.

Cometimos algunos errores y tuvimos varios aciertos. ¡Y menudos aciertos!
No olvidéis que en Italia se cobra el cubierto, normalmente entre 1€ y 2€ por persona, y que en muchos restaurantes se paga solo en efectivo.
No compreis ni una botella de agua!! Roma está llena de fuentes de agua potable. Llevaos una cantimplora o botella de casa, y rellenadla de agua fresca cada vez que queráis sin miedo, y gratis!!

Mordi e Vai ★★★★★

Empezamos con un nivel muy alto. Lo que puede hacer un buen bocadillo!! En el nuevo mercado de Testaccio se encuentra la pequeña pero alucinante paradita de Sergio Esposito. Este hombre prepara los mejores “panini” del mundo entero. Olvidaos del típico bocata de jamón, esto va más allá. Guisos de ternera con los mejores ingredientes del mercado de Testaccio, albóndigas, menudillos, salsicce italiana… Cualquiera de ellos es una buena opción. Y no os olvideis de probar las croquetas!! Precio razonable para una comida simple de cinco estrellas!! WebTripadvisor

La Prosciutteria Trastevere ★★★★★

No hay mejor cena que una buena tabla de quesos y embutidos acompañada de una copa de vino, ¿no? En Roma hay muchos locales que ofrecen este tipo de comida, pero sin duda uno de los más populares es la cadena “La Prosciutteria”. Solo en Roma hay tres de ellos situados en los lugares más emblemáticos: Trevi, Trastevere y Navona. Casi siempre hay cola, así que lo mejor es ir pronto y hacerse una merienda potente. Nosotros hacia las seis y media no tuvimos problema para sentarnos. A parte de tablas muy variadas tienen algunos platos calientes y ensaladas, además de una carta de vinos excepcional! Cinco estrellas para este buen bar de vinos y para los chicos que ahí trabajan. Web, Tripadvisor

Sora Lucia ★★★★✩

Comer bien y a buen precio en pleno centro de Roma, y además un domingo (casi todo está cerrado) es todo un reto. Elegimos el Sora Lucia porque estaba entre Piazza Spagna y Trevi, y porque sus recesiones en TripAdvisor eran muy buenas. Así que nos pareció una buena opción, y al final salimos bastante satisfechos. Hay que hacer reserva o estar dispuesto a esperar un ratito, pero no desesperéis.

La lasagna y el osobucco estuvieron increíbles, aunque un poquito más de cantidad por el precio del plato no hubiese estado de más. Las cantidades de este tipo de restaurantes están hechas para pedir primero y segundo, pero los precios no. Como nos quedamos un poco vacíos, nos pedimos dos postres: el tiramisu y la tarta de pera y pistacho… Pedacitos de cielo emplatados. La comida estaba deliciosa, pero los postres estuvieron increíbles. El restaurante es muy familiar y nos sentimos muy bien atendidos. Así que le dejamos cuatro estrellitas a este estupendo restaurante. Tripadvisor

DoppioZero ★★★★★

El Aperitivo es una actividad romana muy popular y podemos decir que obligatoria para viajeros y turistas. El aperitivo romano se celebra a partir de las seis de la tarde, a diferencia del que conocemos nosotros. Consiste en ir a un bar o pub, donde habitualmente se piden cocktails y bebidas en general, con la diferencia que durante tres horas todas las tardes los precios de las bebidas suben a 10-12€ y van acompañados de un buffet libre, habitualmente de ensaladas, pastas y pizza. Eso se hace en todos los bares, pero como hemos comentado al principio, la calidad puede variar muchísimo depende de donde se decida tomar.

En nuestro caso elegimos uno de los mejores de Roma, que por suerte para nosotros estaba a cinco minutos andando de nuestro apartamento. La mejor hora para ir, una vez más, es entre seis y siete. Después de esa hora puede ser complicado encontrar mesa, ya que la gente se relaja y hay poco movimiento.

En este bar en el que te cobran 10€ por la primera consumición y 6€ por la segunda, ofrecen una variedad de comida excepcional y de una calidad increíble. Casi todos las opciones (el 99%) son vegetarianas y/o veganas. Ensaladas de quinoa, de trigo y de pasta con verduras, cuatro o cinco pizza y focaccia diferentes, verduras al horno…y un buffet solo de dulces!!! Si queréis disfrutar de un autentico apetitivo romano en un ambiente completamente romano, y con una comida que vale mucho la pena, este es el sitio!! Vale el paseo. Cinco estrellas para este increíble bar. Web, Tripadvisor

Pizza al Taglio ★★★★✩

En cualquier panadería de Roma hacen pizzas de tamaño familiar y la venden a peso. La variedad suele ser bastante extensa, y con productos de temporada. Cualquier sitio es bueno para comer este tipo de pizza, ya que no tiene nada de especial. Como todo, cuanto más alejado de las masas turísticas, mejor. Nosotros andamos más de lo necesario por ello, no volveremos a cometer el mismo error. Buena opción para llevársela y comerla de camino, o mientras se hace cola o un pícnic improvisado en cualquier plaza o jardín. Cuatro estrellas para un “fast food” muy italiano.

Nonna Betta ★★★✩✩

La cocina kosher del barrio judío de Roma es muy popular, sobretodo cuando hablamos de alcachofas. Hay que decir que teníamos unas expectativas muy altas del restaurante y salimos bastante decepcionados. La calidad de la comida fue bastante buena, pero pagar 13€ por unos ñoquis con cordero con solo un trocito de cordero (con hueso incluido) no nos pareció demasiado acertado. El rabo de ternera estaba muy tierno, pero teniendo en cuenta que casi todo era hueso, el precio era desmesurado. Para los ravioli de alcachofa y lubina, y el bacalao con pistachos no tenemos ninguna queja, al contrario. Pero la valoración global la dejaremos en tres estrellas. Web, Tripadvisor

Porchetta ★★★★★

Todo un manjar. Imprescindible probarlo, y si lo hacéis, querréis comerla a todas horas! Cerdo deshuesado, untado con hierbas aromáticas, enrollado sobre si mismo y asado… La piel crujiente y el aroma de las hierbas invade el paladar. Tanto solo como en panino, siempre será un acierto. Entre la basílica de San Pietro y los museos Vaticanos paramos a comer en un sencillo local de comida para llevar, y pedimos para cada uno un panino de porchetta. Rápido, bueno y seguro. Cualquier bar de embutidos como la prosciutteria y similares, tienen preciosos ejemplares. La porchetta se merece cinco estrellas!! Wikipedia

Carlo Menta ★★★✩✩

Un restaurante baratísimo en Trastevere? Parece imposible, verdad? Pues existe. No esperéis tener la comida de vuestras vidas, pero es bastante decente por un precio tirado. La mayoría de platos oscilan entre los 5€ y 10€, y hay un menú de tres platos y postre por 10€ al mediodía y 13€ la cena. Le daremos tres estrellas, aunque nosotros preferimos pagar un poquitín más y comer algo más excepcional. Tripadvisor

Trattoría dal Cavalier Gino  ★★★★★

Simplemente es “el restaurante”. Estuvo cerrado durante tres de nuestros cinco días de estancia. Si no hubiese sido así, probablemente hubiéramos comido ahí cada día. El adjetivo increíble no lo define, se queda corto. Restaurante familiar con mucho carácter y lleno hasta los topes de italianos. La mayoría de ellos funcionarios de la cámara de diputados italiana, que está a pocos metros de la trattoria. Es obligado pedir primero, segundo y postre. La mejor pasta de nuestras vidas… Soñamos con volver muy pronto. Por favor, id. Importantísimo reservar o ir a primera hora. En menos de cinco minutos se llena, y es casi imposible conseguir sitio. No podemos dar menos de diez estrellas, de cinco posibles a este paraíso del buen comer. Tripadvisor

Pizzeria da Baffetto ★★★★✩

Como más o menos habréis observado,la pizza no es nuestra devoción. Pero decidimos probar esta popular pizzeria, recomendada por unos amigos. Normalmente hay que esperar mesa, pero hay bastante flujo de gente. Tuvimos la suerte de sentarnos justo al lado de donde preparan las pizzas, y el orden y la organización del maestro pizzero y su ayudante nos dejaron maravillados. Hacían las pizzas de nueve en nueve, sin parar ni un minuto. La masa es muy fina, y los ingredientes justos, como la buena pizza italiana manda. Le podemos dar cuatro estrellas. Web, Tripadvisor

PANA & CO ★★★★★

Il gelato, éste y solo éste. Comimos gelato todos los días, al menos una vez, pero este pequeño local de helado artesanal y bio nos cautivó. Lo encontramos una noche, de camino a casa, cuando casi nos dábamos por vencidos. Eso fue la penúltima noche en Roma, y al día siguiente volvimos con ganas de más. Igual que con la Trattoria Gino, de haberlo descubierto antes, hubiéramos ido todos los días. Desde que probamos Pana&Co, ningún helado nos sacia las ganas… Cinco estrellas!! Tripadvisor

COMO MOVERSE

Como bien hemos insinuado, la mejor manera de moverse en Roma es a pie. Descubrir la ciudad andando hará que nos enamoremos aún más de ella. Hay monumentos, esculturas, plazas, iglesias, parques, y muchas más cosas que no salen en las guías y que pueden ser igual o más interesantes que los clásicos. Alquilar una bici puede ser una buena opción, aunque Roma es muy atractiva para la fotografía, e ir parando cada pocos minutos para sacar una instantanea puede llagar a ser pesado. Si bien alquilar una bici para hacer una ruta en concreto pude ahorrar mucho tiempo. Nosotros pasamos una mañana increíble en Billa Borghese con una bici de “Bici & Baci”!
Por otro lado, si lo de andar no es lo vuestro, hay únicamente dos lineas de metro. Aunque éstas nos dejan a las puertas de la mayoría de lugares imprescindibles: el Colosseo, la Piazza di Spagna, Villa Borghese, Termini… El autobús urbano y el tranvía son otras dos opciones a tener en cuenta. El billete de transporte publico cuesta apenas 1,50€ por 100 minutos, aunque también se pueden comprar tiquets de hasta una semana.

DÓNDE ALOJARSE

Roma es una ciudad bastante cara, en todos los aspectos. Alojarse en el centro puede resultar una opción bastante prohibitiva para la mayoría de bolsillos, como es nuestro caso. Termini es seguramente el lugar dónde suele encontrarse más opción de alojamiento barato, pero ¡ojo! Puede que lo barato acabe saliendo caro! Conocemos a varias personas que se han alojado en la zona, y no han acabado muy contentas…

La mejor opción para alojarse en la mayoría de ciudades es alquilando un apartamento, y la manera más cómoda, segura y practica es a través de Airbnb (y que conste que nadie nos paga por decir eso, ¡eh!). Nosotros nos alojamos en Testaccio, cerca de la Pirámide de Caius Cestius. Antes de reservar investigamos las distancias y las opciones de transporte. Es una opción genial! Una zona residencial, a media hora andando del centro, pasando por lugares increíbles de camino y además es una zona poco turística llena de opciones apetecibles para comer!! Solo usamos el metro una vez para ir a Villa Borghese y el tren para llegar pronto al Vaticano. Ambas estaciones (Piramide y Ostiense) estaban a dos minutos andando del apartamento.

Recomendamos mucho la zona y la opción de alojamiento. Nuestro apartamento

QUE VER

Todo. Absolutamente todo. Monumentos clásicos, iglesias, parques…y absolutamente todos los detalles que encontréis en el camino: fachadas, paradas de mercados y romanos haciendo sus actividades diarias. Roma enamora, y no solo por lo que sale en las guías.
Claro está, que en la primera visita hay que ver los grandes clásicos: el Colosseo, el Foro y el Palatino, el Monumento a Vittorio Emmanuele, el Castel Sant’Angelo, Piazza Spagna, Piazza del Popolo, Piazza Navona, Campo de’Fiori, la Fotana di Trebi, el bullicioso Trastevere y que no falte el Vaticano, tanto la basílica de San Pietro como sus museos Vaticanos.
Para nuestra segunda visita tenemos pendiente algunas cosas fuera del centro, y por supuesto algunas repeticiones…!!!

Diseñad vuestro propio itinerario según vuestros intereses, y sobretodo evitad la visita al Vaticano y al Colosseo en fin de semana o festivos. Para el Vaticano pensad en dedicar el día entero. Llegar pronto a la basílica de San Pietro es fundamental. A las ocho vais a hacer cero cola, una hora más tarde, pude que tengáis que tostaros al sol durante horas! Después de eso podéis ir a comer algo rápido y entrar a los museos entre las doce y la una, para dedicarle toda la tarde, hasta el cierre, cuando todo el museo se queda vacío y se puede disfrutar al máximo sin aglomeraciones. Imprescindible comprar la entrada online para los museos vaticanos! La basílica, por otro lado, es gratuita.


En cuanto al Colosseo, conviene también llegar pronto. En ese caso podéis comprar la entrada allí mismo, ya que no encontrareis demasiada cola. Si pensáis ir más tarde, os vale la pena comprarla online y ahorrar cola. La entrada es combinada para el Colosseo, el Foro y el Palatino y se puede entrar solo una vez a cada zona, aunque es valida durante 48 horas. Cuidado porque el Foro y el Palatino son una misma zona!

Evitad ingresar en el Foro-Palatino por la entrada que se encuentra justo en frente del Colosseo, ya que se puede hacer eterna. Las entradas secundarias (Foro de Augusto, Foro de Cesare o entre el Colosseo y el Circo Maximo) apenas tienen cola. Podéis llevaros un pícnic y sentaros a comer en alguna de las zonas ajardinadas del Palatino, o en el Templo de Venus con unas preciosas vistas del imponente Colosseo. Y ¡No os olvidéis el protector solar!


Después de salir podéis aprovechar para dar un rodeo al Vittoriano, e incluso subir a la azotea para disfrutar de una preciosa vista de Roma.
Para lo demás, no hay truco. Pasead de la mañana a la noche y tomaoslo con calma, disfrutando de cada rincón de la ciudad.

Un pensamiento sobre “Comer en Roma y consejos prácticos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

css.php