Saboreando el Mundo

DisneySea | Japón día 22

Disneyland, en este caso DisneySea, es, pese a quién le pese, el lugar más feliz de la Tierra. Y no es discutible. El lugar en el que adultos y niños no se distinguen. Dónde no importan las colas, ni la gente, porque incluso esperar mola. Olor de chucherías y palomitas dulces, encuentros mágicos con los personajes de nuestra infancia (sea cuál sea nuestra edad), castillos encantados y los decorados de las mejores películas animadas.

DisneySea, dos auténticos baquerosY madrugar mucho, mucho (tanto como las 3 o 4 de la madrugada), vale cada segundo ahí adentro.

Japón es un país que lo quiere todo grande y exagerado, e incluso diferente del resto del mundo. Y lo tienen. DisneySea es el único de su “especie” en todo el globo. Podríamos definirlo como un Disneyland pensado más para adultos. Así que como solo teníamos un día para destinar a Disney, nos decantamos por lo diferente. Justo al lado está Disneyland, prácticamente igual que el de California.

Las entradas las compramos en una Disney Store en Sapporo, en nuestros primeros días de viaje. Se pueden comprar online, pero nosotros queríamos la entrada original como recuerdo. Comprarla en taquilla el mismo día, aparte de arriesgado (por causa de aforo), pude retrasar bastante la entrada al parque, y cada minuto cuenta.

El día 22 de nuestro viaje, temprano por la mañana, cogimos un tren que nos llevaba directamente a los parques Disney. Una vez llegados a la estación de destino, hay que coger un monorail que rodea todo el Resort, y te deja en la entrada de Disneyland y DisneySea, respectivamente. Una vez ahí, hay que bajar del monorail y CORRER!! No es una exageración. Llegamos con uno de los primeros trenes, y en las puertas del parque ya había decenas de personas, peinadas, vestidas y maquilladas para la ocasión. La exageración en Japón, no existe!

Toy Story atracciónAsí que nos sumamos a la cola, y nos sentamos en el suelo a esperar, como poco, un par de horitas. En menos de media hora, la cola se había triplicado. Y estamos hablando de las 6 de la mañana. NO es ninguna tontería madrugar.

Las puertas se abren unos minutos antes para los que tengan un bono anual, y para los huéspedes del Resort. Esos son los minutos que se hacen eternos, y cuando por fin se abren las puertas delante de tus ojos, más vale que tengas las ideas muy claras, y de nuevo: CORRAS.

Una de las atracciones estrella de DisneySea, es Toy Story Mania, que dispone de FastPass. El FastPass de Disney, a diferencia de Univesal Studios, es gratuito. PERO, solo se puede sacar uno cada cierto tiempo. Hay que escoger bien el orden. Y en esta atracción en particular, se agota en cuestión de minutos, así que fue nuestra primerísima parada.

La ventaja del Fast Pass, para los nuevos en esto, es que te indica a qué hora te debes presentar en la atracción para acceder prácticamente de inmediato, saltando la larga cola de espera.

A partir de ahí, solo queda disfrutar. Tuvimos un día de sol increíble, y la animación de Halloween ya estaba en marcha. No es que la ambientación sea espectacular, se centra sobretodo en los villanos Disney, pero hay que entender que hay muchos niños pequeños en el parque.

La diferencia más notable de DisneySea, en comparación con Disneyland, es la ambientación. No preside un imponente castillo, y los decorados principales no se centran en ninguna película Disney en particular, si no que es una reproducción de un puerto mediterráneo, con una laguna en el centro, y un enorme volcán que erupciona de vez en cuando. Eso sí, detrás del volcán, se esconde un tesoro: La Atlantida de la Sirenita. Uno de los castillos más bonitos que hay. El interior es como sumergirse en el océano, y dentro se puede asistir al concierto-recital del cumpleaños de Arielle.

Castillo sirenita, mermaid lagoonLas atracciones más concurridas y famosas, después de Toy Story Mania, son la de Indiana Jones, the Tower of Terror (en Disneystudios París también hay uno), Viaje al centro de la Tierra (estaba cerrada cuando fuimos…), Raging Spirits y Sindbad’s Storybook Voyage (estilo “It’s a Small World”).

Torre del terrorLas atracciones no lo son todo en Disneyland, así que pasead, entrad en las tiendas de souvenirs, en los decorados que lo permitan (un enorme barco de vapor con vistas al océano, un castillo con habitaciones muy curiosas y la Atlantida) y, sobretodo, comed dulces!

Nosotros fuimos de los primeros en entrar por la mañana, y de los últimos en salir por la noche, después de los fuegos artificiales y el juego de luces.

Parade nocturna DisneySeaNo paramos más que para comer. Repetimos en varias atracciones sin problema, con y sin FastPass. En internet se pueden encontrar calendarios de afluencia, los días menos concurridos suelen ser el miércoles y el jueves, aunque en Japón hay muchos días festivos, y es mejor comprobarlo.

Prediccion de afluencia en DisneySea:  Afluencia de gente 

Informacion DisneySea: Actuaciones y tiempos de espera

Por cierto, en Disneyland y DisneySea se puede entrar y salir cuantas veces se quiera, a diferencia de Universal Studios. Fuera hay taquillas y zona de picnic, para los que quieran llevarse la comida. La comida es bastante cara, aunque menos que en Universal Studios, dónde no hay alternativa.

Elejid la fecha con tiempo, comprad la entrada con antelación, presentaros muy temprano por la mañana y DISFRUTAD MUCHO!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

css.php